El Partenón. Atenas.

Ictinio y Calícrates (arquitectos) y Fidias (escultor). El Partenón. Del 447 al 432 a.c. Atenas. El Partenón es uno de los templos de la Acrópolis dedicado a la diosa Atenea. Colocamos un rectángulo áureo sobre la imagen de la fachada principal del Partenón. La construcción de la espiral áurea coincide en sus pasos con diversos elementos arquitectónicos. Pulsa el botón Play para iniciar una secuencia de animación que muestra elementos geométricos de la composición de la obra:
(1) En primer lugar recomponemos la cubierta del frontón a partir de los restos para tener una idea de la fachada completa del templo. (2) Dibujamos una cuadrado que utilizaremos para construir un rectángulo áureo que enmarque la fachada del Partenón. Dentro de ese rectángulo vamos a construir la espiral. Veremos cómo los sucesivos pasos nos llevan a distintos elementos arquitectónicos prefijados por la construcción. (3) Para cada rectángulo eliminaremos un cuadrado a la vez que construimos el arco correspondiente a ese cuadrado y su centro. En la primera división encontramos que, de las 8 columnas de la fachada, separamos 5 a la izquierda y 3 a la derecha, los tres números: 8, 5 y 3 son elementos de la sucesión de Fibonacci que está íntimamente ligada a la proporción áurea (Φ es el límite de los cocientes entre los términos consecutivos de la sucesión). (4) Al eliminar el segundo cuadrado, llegamos a una línea horizontal que indica el comienzo del arquitrabe. (5) El tercero nos aisla una columna -la tercera por la derecha- y el cuarto es la línea de la cornisa. El nuevo rectángulo áureo abarca ahora la franja que contiene el entablamento (franja situada entre las columnas y el frontón). (6) Continuamos el proceso de construcción de la espiral. (7) Obtenemos el punto de corte de las diagonales (en verde) de los dos primeros rectángulos es el punto de convergencia de la espiral. En esta dirección http://jmora7.com/Arte/arte.htm se encuentra una colección de cuadros analizados siguiendo esta forma de trabajar. En estas dos obras también puedes encontrar la espiral áurea
Salvador Dalí. Semitaza gigante volando con anexo inexplicable de cinco metros de longitud. 1944
Salvador Dalí. Semitaza gigante volando con anexo inexplicable de cinco metros de longitud. 1944
G. Seurat. [i]La parada del circo[/i]. 1888. Metropolitan Museum of Art. Nueva York
G. Seurat. La parada del circo. 1888. Metropolitan Museum of Art. Nueva York