¿Cómo funciona una cerradura?

Pulsando el botón "play", o moviendo el deslizador, la llave irá sola a su sitio y abrirá la cerradura. Pulsando en "Manual", podremos cambiar la forma de los dientes de la llave:
  • Movemos los puntos naranja para modificar su altura.
  • Usamos el punto inferior para entrar la llave en la cerradura.
  • Cuando haya entrado, aparecerá un punto con el que podremos girarla. Se puede ¡porque los pistones estarán alineados!

¡Qué uso tan ingenioso... de las matemáticas!

Los dientes de la llave activan los pistones, que solo estarán alineados si sus longitudes son las correctas. Al estar alineados, dejan hueco para que gire la llave; si no lo están, se interponen en el camino y no permiten que gire.
  • Pero los dientes de la llave no dejan de ser un polígono ¡irregular de muchos lados! Y giramos la llave gracias a que tenemos ese cilindro en el interior del bombín.
  • Los pistones son segmentos cuya longitud se ha elegido para que, al sumarla con el diente correspondiente siempre lleguen a la misma altura; y así permitir el giro solo en ese caso.
  • Entre los pistones naranja y marrón se encargan de que si la llave no es correcta, siempre haya alguno en la intersección con la línea de giro. 
¡Estamos codificando una clave (llave) de acceso con geometría!, Lo mismo que cuando elegimos un PIN o un patrón para el móvil.