Decaimiento exponencial

APLICACIONES: DECAIMIENTO RADIOACTIVO
Ciertas cantidades físicas decrecen exponencialmente. En tales casos, la base de la función exponencial se encuentra entre 0 y 1. Uno de los ejemplos más comunes es la desintegración de una sustancia radioactiva. Para ilustrar esto, consideremos el isótopo 210Po del polonio, que tiene una vida media (semi vida) de 140 días aproximadamente; es decir, dada cierta cantidad de sustancia, la mitad se desintegra en 140 días. Si la muestra inicial es de 20 mg, entonces los puntos C2, C3, C4, C5, C6 y C7 graficados representan el comportamiento de este fenómeno. Las medidas están tomadas en intervalos de 140 días.