¡Todos a sumar cero!

En este juego intervienen (por lo menos) dos jugadores. La idea es ejercitar de una manera más entretenida la suma entre números enteros.
En el primer turno, uno de los jugadores (elegido al azar) debe seleccionar dos de las casillas de modo que sumen cero y las tacha, pues no podrán volver a ser utilizadas. En el siguiente turno, el otro jugador deberá elegir tres casillas que también sumen cero. Una vez elegidas las tacha y esas fichas ya no juegan más. En el próximo turno el jugador seleccionará cuatro casillas con el mismo criterio, y así sucesivamente. El jugador que no pueda encontrar la cantidad correspondiente de casillas que sumen cero en su turno, pierde el juego.